Manuel Cristóbal, miembro del jurado de la V edición de los Showing Film Awards, nos cuenta cómo dirigir un cortometraje con éxito.

 Yo, como muchos profesionales del ámbito audiovisual, comencé haciendo cortos. Empecé haciendo muchas cosas y probando diferentes puestos hasta que uno encuentra lo que le gusta hacer: hice de foquista en Evilio, el primer corto de Santiago Segura en cine; hice de director; de ayudante de dirección; de auxiliar de producción; de jefe de producción; de productor; de vestuario. En definitiva, de todo lo que hiciera falta con tal de sacar adelante el corto. Por el camino, conocí grandes profesionales y gané grandes amigos: disfruta del camino.

A los cortos los considero la mejor escuela y la mejor carta de presentación tanto para el director como para: los actores, el director de fotografía, el músico, el animador; y un largo etcétera. No importa que sea un corto de imagen real, de animación o un documental, al fin y al cabo un corto es tu tarjeta de visita y tu currículum vitae es algo secundario.

Para lograr un cortometraje redondo, mis consejos al director son:

Sé breve. Un corto es un corto y que dure más de siete minutos no es necesario. Si es largo da pereza.

Sorprende. Sobre todo al principio para llamar la atención y sobresalir frente a los muchos cortos que hay. En 30 segundos, si no nos has convencido, usaré el fast forward.

Narra. Un corto es una historia y lo que en definitiva queremos es que nos la cuentes, que nos seduzcas y que veamos que sabes ser un storyteller; el resto es cuento.

Busca un guionista. Un director es una cosa y un guionista es otra, aprende a colaborar con ellos y verás como tu historia mejora.

Sé selectivo, tanto en guión como después de rodar. Si no estás contento no lo enseñes, lo de dirigir es un proceso y no todos salen bien. Debes tener criterio.

Sé realista. Sé consciente del tiempo que tienes para rodar y no intentes hacer 200 planos en dos días o 30 minutos de animación, te verás obligado a hacer cortes de última hora y dañarás el corto. A todos nos ha pasado.

Hazlo mudo. Si no necesitas diálogos te ahorrará gastos de doblaje en el ámbito internacional y te obligará a contar mejor la historia. Este consejo es, sobre todo, para cortos de animación.

Busca un músico. Como dice un compositor, al que respeto, la música es la “levadura” que hace subir todo…y es cierto.

Cuida tu equipo. Un director es un líder que debe liderar y lograr lo mejor de su equipo. Si lo haces, tendrás un ejército y tu productor será tu mejor aliado.

Promociona. Hacer el corto es el comienzo y la promoción es igual de importante, si esperas que alguien lo haga por ti estás MUY equivocado.

Preséntalo a los Goya y Festivales. Léete las bases y no busques excusas, es parte del trabajo del cortometrajista. Además, en los Festivales conocerás gente y pasarás buenos ratos.

Sé humilde. Es tan sólo un corto y recuerda que los productores no somos ni gestores ni paganinis, somos los que podemos buscar recursos y sacar adelante tu corto o tu largo.

y sobre todo…

DIRIGE. Ten tu opinión. Si eres un tibio nadie te querrá como director, aporta tu visión y convéncenos.

 

Manuel Cristóbal*                                                                                                                                                                                   Productor y alguien que, como muchos, empezó haciendo cortos.

 

 

*Productor audiovisual y miembro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España. Desde el año 2001 ha producido ocho largometrajes para el mercado internacional, cinco de ellos en animación, y ha ganado cuatro Goyas a la mejor película de animación.

Orgy