Jerónimo José Martín, Jurado de la V edición de los Showing Film Awards, Presidente del Círculo de Escritores Cinematográficos y Crítico de cine en diversos medios especializados nos cuenta cómo comenzó su interés por el cine y cómo la moda en el cine despertó su inquietud tras realizar la crítica a la película “El diario viste de Prada”. Pronto “Luces, cámara y pasarela” saldrá a la venta. Uno de los primeros libros en castellano que habla sobre la moda y el cine. “El cine es una arte compartido con un montón de profesionales de todas las artes” con esta frase Jerónimo José pone punto y final a una entrevista donde nos desvela sus inicios y alguna que otra recomendación.

¿Cómo comenzó tú interés por el cine?

Yo soy licenciado en Derecho por la UAM pero me gustaba mucho más el cine que el derecho y tuve la suerte de poder dedicarme a ello. Aprendí en una agencia que se llamaba ACE PRENSA, donde tuve la suerte de hacer de todo.

Orson Wells decía que el cine es un espejo de la realidad. Él mismo decía que a los estudiantes de cine se les debería enseñar la mayoría de los conocimientos que ha adquirido el ser humano en los últimos 50.000 años. Para ser un buen crítico de cine es imprescindible tener una formación cultural amplia. Leer mucha literatura, leer mucho ensayo, poesía, filosofía… Porque los directores tienen todo su bagaje cultural, lo plasman en sus películas. Por eso pienso que ser crítico de cine es una profesión profundamente bonita para el que le guste la cultura.

¿Cuál es la crítica más dura que has hecho?

A mí siempre me cuesta mucho poner muy mal a una película aunque se lo merezca. Sobre todo cuando son películas que desprecian el buen gusto o la inteligencia del espectador, le tratan como un idiota o reflejan al ser humano con una indignidad llamativa. No me cuesta hacer esas críticas. Orson Wells también decía que en la época actual el objetivo intelectual es recordar lo obvio. Y eso siempre es violento. Pero en cuanto a dificultad las películas mejores son las más difíciles.

¿Una película que nos recomendarías?

En “El árbol de la vida” hay muchas respuestas a las grandes preguntas que todos los hombres y mujeres nos estamos haciendo en ese momento en esa película. Es de esas películas que pueden mejorar la vida de una persona. Cosa que deberían hacer todas las grandes películas. Se podría hacer nuestra biografía con todas las películas que nos han tocado. En ese sentido esa es una película importante.

¿Cómo empezó tu interés por el vestuario en el cine?

Mi interés por el vestuario no sé cómo surgió. Hice una crítica larga de “El diario viste de Prada” y a raíz de ahí me empezaron a invitar a congresos de cine y moda. Desde ahí le he cogido gusto. No es que sea una cosa premeditada. Es un tema bonito. Entre otras cosas porque hace referencia a un aspecto del cine que está poco estudiado y poco trabajado. Ahora se va a publicar un libro que se llama “Luces, cámara y pasarela”, en el que colaboro. Es un libro gordo del cine y moda. Es prácticamente el único que hay sobre estos temas en castellano. El cine es una arte compartido con un montón de profesionales de todas las artes. Se coge de la literatura, de la pintura, de la fotografía… De la música por supuesto. Y coge también del vestuario.

A %d blogueros les gusta esto:
Orgy