El pasado domingo se celebró la 86 edición de los Oscar, presentado por Ellen DeGeneres, humorista y actriz, ganadora de 45 premios Emmy. La recién nombrada presidenta de la Academia, Cheryl Boone Isaacs, declaró que era la presentadora ideal para presentar una gala cargada de “espectáculo, entretenimiento, encanto y diversión”.

Este año hemos encontrado una diferencia entre las nominadas a Mejor película, y es que con tanta película buena y variedad no era de esperar, en vez de disputarse el premio entre dos, en esta categoría, este año ha sido entre tres; Gravity, La gran estafa americana y 12 años de esclavitud. Y aunque la más premiada de la noche fuese la película de Alfonso Cuarón, ganador del Oscar a Mejor director, por Gravity con siete estatuas; Mejor director, Mejor banda sonora, Mejor efectos visuales, Mejor mezcla de sonido, Mejor edición, Mejor fotografía y Mejor montaje; 12 años de esclavitud de Steve McQueen, consiguió superarse y llevarse el Oscar a Mejor película, aunque no fue el único premio, también consiguió el Oscar a Mejor guión adaptado y Mejor actriz de reparto, siendo así ganadora Lupita Nyong’o, el primer Oscar de esta joven actriz, que consiguió levantar a todos los asistentes de sus butacas, gracias a su elegancia y sobre todo por la sinceridad en cada una de sus palabras.

foto2_oscars2014

Una de las sorpresas de la noche sucedió cuando llegó el momento de dar el premio a Mejor actor, uno de los momentos más disputados de la noche, y que todos esperaban, todo apuntaba a Leonardo DiCaprio como ganador, por protagonizar muchas de las películas de este último año y, sobre todo, por hacerlo como solo él sabe, pero no fue así, el vencedor fue un emocionado Matthew Mc Conanghey por su interpretación en Dallas Buyers Club.

El ganador español del Goya a Mejor cortometraje de ficción, Esteban Crespo, nominado en los Oscar por “Aquel no era yo” fue derrotado ante un gran Anders Walters por su trabajo con “Helium”, arrebatándole así, el premio a Mejor cortometraje de ficción

En la ceremonia también se tuvo en cuenta aquellos que nos dejaron en este último año, se proyectó un vídeo In Memorian, que consiguió emocionar a todos los presentes.

Para terminar, la gala concluyó con todo el equipo de 12 años de esclavitud, sobre el escenario, celebrando su gran triunfo de la noche. Fue una gala con pocas sorpresas, aunque las que hubo fueron importantes, ya que muchos espectadores ya imaginaban quienes serían los ganadores. Eso sí, no faltó comida para nadie, la pizza iba de un lado al otro del Teatro Dolby de los Ángeles.

Orgy