La gala de Los Goya, presentada por Manel Fuentes, fue la gran triunfadora de la noche al tener un 19,8 por ciento de la cuota de pantalla, casi 3.600.000 espectadores, aunque fue la menos vista desde 2009, según datos de Kantar Media.

A la entrada se concentraron protestas como las de ‘Stop desahucios’, ‘Figurantes de cine’ y las de los trabajadores afectados por los ERE de Coca-Cola. Algunos de los protagonistas, como Pilar y Javier Bardem, Antonio de la Torre, Fernando Trueba e Inma Cuesta, no dudaron en acercarse. Tres de ellos posaron en el photocall con una pegatina de Coca-Cola mostrándoles su apoyo.

Las reivindicaciones también las pudimos ver dentro del auditorio donde actores y el Presidente de la Academia, Enrique González Macho, mostraron su descontento hacia algunos ministros, ausentes este año, debido al mal trato que percibe el mundo del cine por parte del gobierno.

Los Premios

La gran premiada de la noche fue ‘Las brujas de Zugarramurdi’ de Álex de la Iglesia con ocho galardones, uno de ellos a la mejor actriz de reparto, Terele Pávez. Fue la triunfadora y consiguió hacer levantar a todos los presentes.

Los principales premios se los llevó ‘Vivir es fácil con los ojos cerrados’ de David Trueba, su primer Goya; con un total de seis premios, Mejor película, Mejor director, Mejor actor protagonista, Mejor guión original, Mejor música original y Mejor actriz revelación.

El Goya de honor de esta edición fue para Jaime de Armiñán, realizador y guionista de 86 años, por su ‘dedicación apasionada al medio cinematográfico’.

A %d blogueros les gusta esto:
Orgy